GUÍA DE DIAGNÓSTICO DE DEFICIENCIAS DE LA PLANTACIÓN

NITROGENO

Síntoma: Amarilleo generalizado de las hojas.

Causa: Suelo pobre en materia orgánica o suelo muy ácido que dificulta que la materia orgánica se convierta en nitrógeno.

Aporte nutricional necesario: Nitrógeno (N). Desarrolla el área foliar y el crecimiento vegetativo de la planta.

POTASIO

Síntoma: Los márgenes de las hojas empiezan a amarillear en forma de V invertida.

Causa: Bajo nivel de potasio (K<1,0mmolc/dm3).

Aporte nutricional necesario: Potasio (K). Actúa en el transporte de nutrientes de las hojas al tallo y a las raíces. Ayuda a que la planta tenga una mayor resistencia a la sequía, a las enfermedades y a las plagas.

FOSFORO

Síntoma: Manchas rojas en las hojas.

Causa: Suelo de elevada acidez, encharcado o muy compactado.

Aporte nutricional necesario: nutricional necesario: Fósforo (P). Acelera la formación de raíces.

CALCIO

Síntoma: Hojas más pequeñas y gordas de lo normal. 

Causa: Nivel de calcio deficitario, muy común en los terrenos forestales de la cornisa cantábrica.

Aporte nutricional necesario: Calcio (Ca). Aporta mayor resistencia a plagas y enfermedades y ayuda al desarrollo de las raíces.

BORO

Síntoma: Bifurcación del tronco, superbrotación de las yemas laterales, gomosis.

Causa: Situaciones prolongadas de falta de lluvia. Suelos pobres en materia orgánica. Abonado de cobertera con mucho nitrógeno.

Aporte nutricional necesario: nutricional necesario: Boro (B). Aporta una mayor resistencia a plagas, enfermedades y estrés hídrico.

Si no identificas ninguna de las deficiencias pero sabes que no crece como debiera contacta con nosotros e iremos a hacer un estudio de tu suelo para saber qué sucede y dar con la solución.